Nuestra privacidad está en juego

 

Hace varias décadas, Internet cambió la forma de comunicarnos. Poco a poco hemos ido cambiando la televisión por otros medios digitales. Hoy, industrias como la publicidad “digital” invaden nuestras vidas con anuncios y promociones con el objetivo de llegar a grandes audiencias. Estas, a veces muy personalizadas, asustan al pensar que saben mucho de nosotros, conocen hasta nuestros gustos y sabores. Asustan de verdad.

La realidad actual es que casi todos estamos siendo observados las 24 horas del día, los 7 días de la semana. Registran casi todo, incluso existen algoritmos que pueden determinar cuál podría ser tu próxima acción.

Si los datos son el nuevo petróleo de esta era. ¿qué hacemos regalando nuestro dinero?

Internet se resiente por las constantes brechas de seguridad que ponen en riesgo nuestros datos. Hoy, se celebra el Día de la
Protección de Datos que persigue alentar y concienciar sobre la importancia de los datos y su privacidad.

Nuestros datos se encuentran en todas partes: teléfonos móviles, dispositivos conectados en nuestra casa, colegio, trabajo, o en cualquier repositorio de datos que tengamos en internet. Los “malos” no discriminan día, hora, ciudad, sexo o religión, y vienen por donde menos te lo esperas, por lo que una defensa práctica comienza por una fuerte conciencia de lo críticos que son nuestros datos y su privacidad.

Adoptar un marco de privacidad propio nos ayudará a gestionar el riesgo mientras se crea una cultura férrea de privacidad, pero ¿cómo lo hacemos? Simple, seguiremos unas pautas.

Primera, usar una aplicación para administrar nuestras contraseñas. Este tipo de herramientas son usadas por las empresas y cada vez son más los usuarios domésticos que los emplean. Además, ¿cuántos usuarios y contraseñas tienes?, ¿cuántas redes sociales? ¿cuántas tiendas virtuales estas dado de alta? Yo soy incapaz de contestar.

Segunda, no conectarnos a redes públicas que no conozcamos. Es complicado y frustrante ver que nuestro móvil se queda sin datos y conectarnos a una red pública puede facilitarnos mandar ese mensaje o foto importante, pero ¿a qué precio? Estas dispuesto a compartir tus datos privados, los de tu empresa, familia. Piénsalo, ¿conoces dónde te conectas?

Tercera, usar calendarios, correos y aplicaciones de mensajería cifrada. ¿te aparecen cosas desconocidos en tu calendario? Sin querer, al navegar se guardan “esas cosas” en tu ordenador o en tu móvil sin darte cuenta. ¿abrirías la puerta de tu casa a desconocidos?, ¿tu aplicación de mensajería tiene activada este cifrado de extremo a extremo? Es necesario que sepas que estos servicios los deben ofrecer los proveedores de estos servicios, pero es nuestra responsabilidad elegir cuales son los que los cumplen si deseamos usarlos.

Cuarta, no accedas a sitios web que no sean seguros. Eso quiere decir que la pagina que visites asegure que, entre tu navegador y ese sitio, los datos que envías estén cifrados, ¿cómo lo sabes? La página web debe comenzar por https. Con normalidad, un navegador debe avisar de un sitio “no seguro”, pero por si acaso, ya lo sabes.

Quinta, limita al máximo el tipo de información y la cantidad personal que compartes: fotos, gustos, numero de la cuenta bancaria, comentarios. Por favor, no compartas una foto con toda tu familia en la playa si no quieres que sepa que tu casa esta vacía.

Desde el Colegio Oficial de Graduados en Ingeniería Informática y con motivo del Día de la Protección de Datos, queremos mandar un mensaje a la sociedad para mejorar las prácticas de privacidad y seguridad de los datos y educar a los usuarios sobre las muchas formas en que pueden hacer que su información personal y profesional sea más privada.

Lo que está claro es que la privacidad se está convirtiendo en un problema cada vez mayor y es tarea de todos que conozcamos los riesgos y beneficios que internet nos brinda.

La privacidad, la seguridad y la confianza deben ir unidos. Este triunvirato es necesario para construir una sociedad fuerte digitalmente. Si sacrificamos la privacidad, también lo estamos haciendo con la seguridad y esto implica una falta de confianza. No olvidemos nunca que es responsabilidad de cada uno conocer y cumplir con las responsabilidades de la privacidad de datos.

 

Juanjo Almela Martínez
Decano Colegio Oficial Graduados Ingeniería Informática Región de Murcia

 

Día de la Protección de Datos
El 28 de enero de 1981, el Consejo de Europa adoptó el Convenio 108, primer instrumento internacional jurídicamente vinculante sobre protección de datos. Para conmemorar este hito, cada año los Estados miembros del Consejo de Europa, así como las instituciones, agencias y organismos de la UE, celebran el Día de la Protección de Datos el 28 de enero. La finalidad de este día, que también se conoce en todo el mundo como el Día de la confidencialidad de los datos, es sensibilizar a la población y fomentar las mejores prácticas de privacidad y protección de datos.

Enlace de interés:
28 January – Data protection day (coe.int)
European Data Protection Day (europa.eu)

Post navigation